El INE aplicará una tercera encuesta para elegir al nuevo dirigente de Morena, luego de que Porfirio Muñoz Ledo y Mario Delgado resultaron empatados estadísticamente, con una diferencia de 0.05 por ciento, equivalente a dos votos, de los 4 mil 783 cuestionarios aplicados.

De acuerdo con las bases de datos conjuntas de las casas encuestadoras Covarrubias y Asociados, Parametría y BGC Ulises Beltrán y Asociados, Muñoz Ledo obtuvo 25.34 por ciento de las preferencias, mientras que Delgado, 25.29.

Su más cercana competidora es Adriana Menéndez, con 19.18 puntos, mientras Yeidckol Polevnsky quedó en cuarto lugar con un rango máximo de 16.61 puntos. Por ello, la próxima encuesta —para la cual no hay fecha ni definición sobre las empresas que la harán— será solo entre Muñoz Ledo y Delgado.

Sobre la encuesta para la Secretaría General de Morena, los resultados dieron como clara vencedora a la senadora Citlalli Hernández, quien obtuvo 21.44 por ciento frente a 13.69 de su más cercana competidora Karla Díaz.

Debido al empate técnico, tendrán que modificarse nuevamente las fechas para nombrar a los nuevos integrantes de la dirigencia, con lo que no se cumplirá el plazo establecido por el Tribunal Electoral del 10 de octubre.

La consejera electoral Dania Ravel dijo que en caso de un nuevo empate en la próxima encuesta deberá ser el TEPJF el que defina lo que procede, entre esas opciones, una suplencia a la actual dirigencia de Morena.

Luego de conocer el resultado, Porfirio Muñoz Ledo anunció que él tomará posesión el lunes, porque ya ganó y si bien promovió recursos ante el INE, el Tribunal Electoral y la Auditoría Superior de la Federación contra Delgado, no esperará esos fallos.

Más tarde, con Elisa Alanís, en MILENIO Televisión, precisó que “no hay tercera vuelta, yo tomo posesión el lunes. Yo no voy a dejar que estén jugando conmigo y con la democracia, no me voy a dejar, la militancia no se va a dejar. Si no, a la tercera nos acaban y a la cuarta nos entierran”.

Al asegurar que esperará la tercera encuesta que definirá al próximo dirigente nacional de Morena, Delgado confió en que resultará ganador del sondeo: “La tercera es la vencida y estoy seguro que vamos a ganar”, dijo, al calificar el proceso de transparente, metodológicamente impecable y con certeza.

En entrevista con Azucena Uresti para Grupo Fórmula señaló que el resultado “es tramposo e indignante, antier estaba dos a uno y hoy estoy empatado, eso es una monstruosidad.

“Ningún encuestador del mundo puede decirte que en dos días cambia el resultado, esto se está convirtiendo en el fraudes más grande desde 1988”.

El senador Martí Batres dejó claro que “los que han ganado las dos encuestas son Muñoz Ledo y Citlalli Hernández” y sin gastar dinero, sin espectaculares, con ideas y comunicación política.

Carlos Rodríguez, experto de la UNAM, explicó que la diferencia entre Porfirio Muñoz Ledo y Delgado es de dos votos.

“Eso todavía se pondera para representar a la población, a fin de cuentas tenemos un 0.5 de diferencia en las estimaciones puntuales, lo cual no nos dice mucho y tenemos que irnos al intervalo de confianza y los intervalos están completamente traslapados y es porque tuvieron prácticamente el mismo número de votos”, añadió Patricia Romero, también experta de la UNAM que colaboró con el INE.

Sobre que en la encuesta de reconocimiento Muñoz Ledo obtuvo 41.7 puntos y Delgado 27.1, Francisco Abundis, de la encuestadora Parametría, señaló que se trató de dos ejercicios distintos, porque en la primera encuesta no se enfrentaban todas las opciones que se presentaban, mientras que Ulises Beltrán aclaró que preferencia no implica conocimiento.

Abundis dijo que el escenario de un nuevo empate entre Muñoz Ledo y Delgado es poco probable, aunque posible, por lo que al ser una encuesta entre solo dos opciones, sería necesario tener otros métodos estadísticos para tener un ganador.

El dirigente interino de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, solicitó que la UNAM y el IPN auditen a las encuestadoras, porque ocurrieron cosas “medio raronas” y “sorpresas”. También anunció que Morena hará una encuesta espejo del próximo sondeo del INE.

Exigen transparentar recursos

La confrontación por la dirigencia nacional de Morena alcanzó a la bancada de ese partido en la Cámara de Diputados, donde medio centenar de legisladores morenistas exige a su coordinador, Mario Delgado, rendir cuentas de los recursos de la fracción y despejar dudas sobre un desvío para su promoción, mientras él califica los señalamientos de “golpeteo político” de quienes simpatizan con Porfirio Muñoz Ledo.

“Es golpeteo político de compañeros que no comparten la propuesta para que sea dirigente de Morena y están apoyando otra opción y lo utilizan. Esa forma de hacer política debe terminar y este es el llamado que estoy haciendo, a que terminemos este tipo de confrontaciones”, sostuvo Delgado.

Sin embargo, la diputada Lorena Villavicencio insistió en la demanda de al menos 47 integrantes de la mayoría parlamentaria: “Estamos en nuestro legítimo derecho de solicitar que se rinda un informe que fue omiso, no nos contestó, siendo tan sencillo presentar un informe de los grupos parlamentarios y no lo ha hecho hasta el momento”.

Según integrantes del primer círculo de Delgado, por lo menos 140 de los 251 diputados morenistas se han sumado a su causa y promueven al líder del grupo parlamentario en sus respectivos estados.

Además de los legisladores Sergio Gutiérrez y Erasmo González, sus operadores de campaña, Delgado tiene hoy el respaldo de los diputados Javier Hidalgo y Marco Andrade tras ser marginados de la encuesta final para la designación del nuevo dirigente, así como a Dolores Padierna, vicepresidenta de la Cámara de Diputados.

Villavicencio desestimó las adhesiones al coordinador de la fracción y aseguró que Muñoz Ledo tiene el apoyo de 50 legisladores, entre ellos Aleida Alavez, Laura Imelda Pérez e Irma San Juan.

“Delgado se representa a sí mismo, replica discurso, no construye con ideas propias y su única base, producto de su cargo, son algunos diputados, mientras la base de Porfirio son los militantes y simpatizantes de Morena, de la izquierda y de la socialdemocracia”, dijo la legisladora.

En ese contexto y ante la posibilidad de que Delgado deje su curul y asuma la dirigencia de su partido, la nueva disputa será por la coordinación de la bancada.

(milenio.com)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *