*El expresidente mexicano le habría pedido acelerar los trámites para concretar la planta de procesamiento de etano Etileno XXI en Veracruz

El exgobernador del estado mexicano de Veracruz, Javier Duarte, afirmó desde prisión que estaría dispuesto a declarar sobre los supuestos pagos realizados por la constructora brasileña Odebrecht para favorecer la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto (2012-2018), a cambio de contratos de obra pública.

Desde su cuenta de Twitter, Duarte afirmó que en 2012, el entonces presidente electo Peña Nieto estuvo en la casa de Marcelo Odebrecht —antiguo dueño de la constructora— en Brasil y desde ahí le llamó vía telefónica para solicitarle «que acelerara todos los trámites y obras que el gobierno del estado de Veracruz tuviera pendiente» para que la planta de procesamiento de etano Etileno XXI —propiedad de la filial de Odebrecht, Braskem— «pudiera arrancar lo antes posible».

Según el exgobernador de Veracruz, el priista Peña Nieto «tenía un compromiso muy grande con estas personas por el apoyo que había recibido para su campaña presidencial», según tuiteó.

Ahi me llamó vía telefónica para solicitarme (instruírme) que acelerara todos los trámites y obras que el gobierno del estado de Veracruz tuviera pendiente para que Etileno XXI pudiera arrancar lo antes posible ya que él tenía un compromiso muy grande con estas personas

— Javier Duarte (@Javier_Duarte) November 5, 2020

Duarte, quien cumple una pena de nueve años de prisión por lavado de dinero y asociación delictuosa, dijo estar dispuesto a declarar ante la Fiscalía General de la República (FGR) «con la intención de aclarar y apoyar en la investigación de este caso».

Sobornos y Odebrecht

El exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, enfrenta un proceso judicial en el que está acusado de participar en la compra de AgroNitrogenados —una planta chatarra de fertilizante—, que causó un importante daño al erario, y por haber recibido sobornos millonarios de Odebrecht para favorecer la campaña presidencial de Peña Nieto en 2012.

La investigación contra el exdirector de Pemex fue detonada por las declaraciones del exdirector de Odebrecht en México, Luis Alberto de Meneses Weyll, quien reveló haber entregado 10,5 millones de dólares a Lozoya entre 2012 y 2014.

Con el objetivo de recibir beneficios judiciales a cambio de información, Lozoya presentó una denuncia penal ante la Fiscalía explicando cómo el dinero de los sobornos de Odebrecht fue transferido a cuentas bancarias de consultores políticos, a legisladores de oposición para aprobar las reformas de Peña Nieto y a exfuncionarios de Pemex de la Administración de Felipe Calderón (2006-2012), que firmaron contratos con Braskem.

Sin embargo, la defensa de Meneses Weyll aclaró que el directivo de Odebrecht únicamente hizo pagos a Lozoya y que la constructora no habría participado en financiar la campaña de Peña Nieto.

«Lo que Emilio Lozoya hizo con los pagos, eso no le competía a Luis Weyll decidir ni cuestionar (…) El único que sabe lo que hizo es Emilio Lozoya», dijo el abogado Carlos Kauffmann en una reciente entrevista con Quinto Elemento Lab.

Al respecto, Duarte señaló que desconoce las razones por las cuales Meneses Weyll «está declarando falsedades en relación a los apoyos económicos que hicieron en favor de la campaña presidencial» de Peña Nieto en 2012.

(actualidad.rt.com)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *