Localizado en el Valle de Tehuacán, Puebla, el municipio de Coxcatlán le apuesta a la producción del agave y del mezcal como estrategia para salir de la lista de localidades que se encuentran con un medio y alto rezago social, de acuerdo con el Coneval.

En Coxcotlán se encuentra el mítico lugar donde, en la década de los años 60 el arqueólogo norteamericano Richard McNisch realizó el hallazgo de la mazorca más antigua del mundo, lo que le valió al lugar ser llamado “la cunda del maíz”, hecho que no se ha aprovechado por las autoridades federales, estatales y locales, pues no se ha detonado para la atracción de turismo.

La población del municipio, en su mayoría de origen indígena que se dedica a la agricultura, se han tenido que enfrentar a la falta de lluvias, a la falta de apoyo del gobierno local y estatal y a la falta de un método de desarrollo, motivo por el cual se han visto en la necesidad de abandonar sus tierras.

La única industria que existe en la localidad, es un ingenio de caña de azúcar.

Ante esta realidad, el ingeniero Camerino Montalvo, ha implementado una novedosa y efectiva estrategia para detonar el desarrollo de la localidad mediante la cadena de producción del mezcal, una bebida alcohólica tradicional mexicana con gran demanda, también, en el extranjero.

La producción de agave es una gran propuesta, porque se trata de una planta “muy generosa” que ayuda a la tierra, al mantenimiento de los mantos acuíferos, la reforestación, e incuso puede aprovechar las tierras áridas para su producción, afirmó Montalvo.

Esto detonaría la generación de empleo en diversas áreas, pues no solo favorece la cadena de producción del mismo agave, sino que tendría un impacto positivo para las industrias del transporte, hoteles, comedores, turismo, entre muchos otros.

“Si todo el proceso de producción se lleva en el mismo municipio, generamos fuentes de empleo en diferentes ámbitos , llevando a cabo todo el proceso de la industria del mezcal”, indicó el empresario.

Aunque actualmente la naciente industria no cuenta con apoyos de la Federación ni del gobierno del estado, Camerino Montalvo está convencido en que la industria del agave y el mezcal es la apuesta para sacar a la población de la marginación.

“Claro que si, va a ser la puerta para generar muchos empleos, para tener un desarrollo todavía mejor, sustentable para todas las familias.

Es un proyecto a largo plazo, pero lo estamos trabajando de una forma correcta para que los campesinos puedan tener una opción de ingresos”.

Estamos produciendo un mezcal artesanal 100 por ciento, tradicional, natural no industrializado, que cuenta con todos los permisos legales y de marca para su producción.

Montalvo también busca elevar el estado de Puebla a un nivel como lo es Jalisco con la producción del tequila, o de Baja California con la producción de vinos o de Oaxaca donde el mezcal tiene denominación de origen.

Actualmente el mezcal de esta región se exporta a varias naciones del continente y de Europa, y se cuenta con las certificaciones y permisos legales nacionales y extranjeros de la industria del agave.

Pero Montalvo no solo tiene la visión para emprender una industria para ayudar a su comunidad a salir de la pobreza, también realiza una cruzada social en atención a las mujeres para detectar oportunamente el cáncer de mama.

Actualmente cuanta con una grupo de más de 30 mujeres encargadas dar pláticas, capacitar y atender a las mujeres.

“Ahorita estamos trabajando de forma particular, mediante una asociación civil que nos apoya con este programa que consiste en informar, hacer una diagnóstico para detectar enfermedades asociadas al cáncer, mastografías y después canalizarlas a las instituciones correspondientes”.

Hasta el momento se han atendido a más de mil 500 mujeres.

«Estamos en el Valle de Tehuacán, específicamente en la cueva de Coxcatlán, donde en los años 60 Richard McNisch, un eminente arqueólogo norteamericano, hace el hallazgo más impresionante de los últimos años, la mazorca más antigua del mundo, de hace 7 mil años, lo cual ubica a Tehuacán como la cuna del maíz de Mesoamérica y de todo el mundo», señaló Sergio Gómez, cronista de la ciudad de Tehuacán, Puebla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *