Después de que en el Senado de la República se aprobó el dictamen correspondiente a la iniciativa con proyecto de decreto en materia de captación de moneda extranjera en efectivo, el Banco de México (Banxico) alertó que si entran al sistema financiero recursos de procedencia ilícita, podría ser sancionado por autoridades en el exterior.

En un comunicado, el Banxico señaló que tales sanciones consisten en acciones cautelares y sanciones por parte de autoridades del exterior que incluyen, entre otras, la imposibilidad de llevar a cabo transacciones en moneda extranjera en sus jurisdicciones, y el congelamiento de cuentas y recursos e incluso la confiscación de los mismos.

El organismo central reconoció que tal iniciativa tendría beneficios, como la conveniencia de que el efectivo en moneda extranjera que ingresa a al país por actividades legítimas, principalmente el que traen algunos migrantes mexicanos, así como turistas extranjeros, fluya de manera sencilla, segura y económica en apoyo de quienes reciben dichos recursos y de sus familias, y del fortalecimiento de la economía de sus poblaciones.

Sin embargo, advirtió que es posible que ingresen flujos de efectivo provenientes de actividades ilícitas, lo que puede representar un riesgo importante para el sector financiero nacional en su interacción con el sistema financiero internacional.

El Banxico explicó que este riesgo es mitigado por las instituciones financieras que ofrecen el servicio de recepción de moneda extranjera en efectivo, a través de procesos consistentes con la regulación aplicable conforme a los estándares internacionales; además, cuentan con convenios de corresponsalía a fin de regresar el excedente de efectivo en moneda extranjera al país de origen.

No obstante, alertó, a pesar de los procesos antes descritos, persiste la posibilidad de que recursos de procedencia ilícita se incorporen en el circuito de efectivo en moneda extranjera que administra el sistema financiero y la iniciativa implica que los riesgos antes descritos se transfieran al Banxico, al imponerle la obligación de recibir dichos recursos en efectivo.

Por ello, expresó el Banxico, es indispensable evitar que el riesgo de operaciones con recursos de procedencia ilícita sea transferido al banco central, institución encargada de administrar los activos de reserva internacional del Estado Mexicano (cuyo nivel al 20 de noviembre equivale a 194 mil 380 millones de dólares), dado que esto podría afectar, entre otros, la libre disponibilidad y control de tales activos, en perjuicio del cumplimiento de sus objetivos y, por lo tanto, del país.

Este riesgo también afectaría a las operaciones de agencia financiera y otras que realiza el Banco de México que requieren de su interconexión con el sistema financiero internacional.

Por tanto, indicó que está atento para colaborar con el Senado de la República y con las demás instancias competentes, a efecto de identificar las mejores alternativas de solución para atender los objetivos de la referida Iniciativa, sin poner en riesgo la operación su operación y la disponibilidad de la reserva de activos internacionales.

(milenio.com)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *