La comida vegana se está popularizando en todo el mundo, y muestra de ello son las alternativas que existen sobre productos populares que tienen origen animal. Quesos, carnes y embutidos veganos son excelentes ejemplos de productos cuyos ingredientes se sustituyen por plantas, vegetales, legumbres, etc. Fue así como abrió la primera carnicería vegana en Reino Unido, el impacto fue tal que terminaron con todos sus productos en sólo un día y su tienda en línea está auténticamente ‘saqueada’.

Se trata de Rudy’s Vegan Butcher, un sitio al norte de Londres que abrió en el marco del Día Mundial del Veganismo, hace casi un mes, y se quedó sin stock en menos tiempo de lo que pensaron. Aquí te contamos la historia.

Ruth ‘Rudy’ Mumma y el chef Matthwe Foster son dos habitantes de Londres, que ya tenían un restaurante vegano, llamado Rudy’s Vegan Diner, donde preparan todo tipo de platillos: hamburguesas, sándwiches, dedos de queso, hasta los más elaborados con la peculiaridad de que están completamente libres de productos de origen animal.

Pronto, se convirtieron en el lugar preferido de muchos habitantes de la capital inglesa, por lo que decidieron extender su negocio y crear Rudy’s Vegan Butcher, una carnicería vegana que ofrecería todo tipo de productos para aquellos que han decidido ya no comer más carne animales o sus derivados.

La fecha elegida sería nada menos que el Día Mundial del Veganismo, 1 de noviembre de 2020. Marcaron la hora de apertura e inauguración a las 11:00 horas. Minutos antes de la apertura, la fila ya era más larga que la cuadra, y lo mostraron por medio de su cuenta de Instagram; todo pintaba para ser un éxito.

Según reportaron medios locales, sus productos se terminaron el mismo día de la apertura; a través de Instagram dieron gracias por los 100 pedidos realizados en menos de 10 minutos; y a los 10 días, anunciaron que su tienda en línea ya no contaba con un sólo producto.

El catálogo de la carnicería en línea, aún agotado, cuenta con productos como hamburguesas, bolas de carne, tocino, empanadas, quesos y otras múltiples opciones de sustitutos.

Sin embargo, no todo fue ameno, pues Foster contó que recibieron mensajes en redes sociales de otras carnicerías amenazándolos por vender sustitutos, a lo que el chef respondió invitándolos a probar primero sus productos.

(milenio.com)