Los empresarios se reunirán con el Presidente Andrés Manuel López Obrador el próximo jueves, afirmó Francisco Cervantes, presidente de la Concamin

El presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco Cervantes Díaz, adelantó que se eliminará la figura de insourcing, es decir, la internalización de los empleados.

Al finalizar la reunión que sostuvieron algunos empresarios con el presidente Andrés Manuel López Obrador para tratar el tema de la subcontratación laboral, el líder de los industriales señaló que se va a convocar una comisión para tratar montos y la estacionalidad de la Participación de los Trabajadores en las Utilidades (PTU).

Señaló que uno de los puntos que defienden los empresarios es que no se comience aplicar la reforma al outsourcing el primero de enero del siguiente año, sino que las empresas tengan seis meses para adaptarse.

“Lo que estamos viendo es que no empiece el primero de enero de 2021. Lo de las sanciones estamos viendo que las malas prácticas era el punto central de la reforma. Tenemos la reunión para afinar detalles. Estamos esperando el jueves. No nos da tiempo que empiece en enero de 2021, mínimo seis meses”, afirmó.

Aunque evitó dar más detalles al respecto, Francisco Cervantes comentó que en el tema de deducibilidad «vamos muy bien».

¿QUÉ DIFERENCIA HAY ENTRE INSOURCING Y OUTSOURCING?

De acuerdo con el Artículo 15-A de la Ley Federal del Trabajo,  el régimen de subcontratación o outsourcing es aquel por medio del cual un patrón (contratista) ejecuta obras o presta servicios con sus trabajadores bajo su dependencia, a favor de un contratante.

Se considera que esta figura se ha utilizado para malas prácticas, porque las empresas han incurrido en ilegalidades como la facturación de nóminas inexistentes, evasión de impuestos, entre otras. Por ello, el Gobierno busca reformarla.

En entrevista con La Razón, Alejandro Avilés, analista laboral privado, explicó que el insourcing representa a las empresas que crean, ellos mismos, otras firmas para pagar la nómina de los empleados.

Por ejemplo: compañías que crean otras empresas ‘A, B, C’, para que éstas les paguen la nomina a los empleados. «Es una forma de evadir responsabilidades laborales», dijo el analista.

Refirió que si los empresarios y el Gobierno llegaron al acuerdo de eliminar el insourcing, significa que ya no podrá una empresa crear una subempresa para que doten de personal a la firma principal y sea la subcontratista la que se haga responsable de las actividades laborales.

(razon.com.mx)