El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) informó que junto con comunidades indígenas del sur del país, obtuvieron una suspensión definitiva para evitar la construcción del tramo 2 del Tren Maya, que va de Escárcega hasta Calkini, Campeche, al considerarse que puede generarse un daño irreparable al ambiente.

En video conferencia, Xavier Martínez Esponda, director de operativa del Cemda, indicó que este amparo contra el proyecto ferroviario se ingresó desde el pasado julio ante el juzgado primero de distrito del estado antes mencionado.

El directivo destacó que de esta forma la autoridad no podrá realizar ninguna obra nueva en el tramo 2 del Tren Maya y tendrá que seguir con el proceso legal respectivo.

Martínez explicó que el juzgado primero de distrito de Campeche, otorgó la suspensión definitiva al considerar que existen argumentos que si se continúan con las obras se puede generar un daño irreparable al ambiente.

Asimismo, el Cemda indicó que los argumentos que se incluyeron en la demanda de amparo fue que el proyecto ferroviario se dividió indebidamente en siete tramos, con lo cual no se puede dimensionar en su totalidad las afectaciones ambientales.

El Tren Maya fragmentará los diversos ecosistemas que se tienen en la Península de Yucatán, con afectaciones a los corredores biológicos y área naturales protegidas, añadió.

(milenio.com)