Con 441 votos a favor, 6 en contra y 13 abstenciones, el Pleno de la Cámara de Diputados avaló en lo general la propuesta del Presidente que reforma el sistema de pensiones para reducir, inicialmente, las semanas cotizadas por los trabajadores para poder acceder a una pensión.

La reforma aprobada contempla reducir de 1,250 semanas cotizadas, contempladas en la actual ley, para pasar a 750 semanas cotizadas, mismas que se irán incrementado anualmente en 25 semanas hasta alcanzar un total de mil semanas cotizadas necesarias en 2031.

También prevé que, a partir de 2023, se incremente la aportación total a la cuenta individual de los trabajadores de 6.5 por ciento más la cuota social a “15 por ciento incluyendo la cuota social”.

En este sentido, la aportación de los trabajadores se mantiene en sus términos, en tanto que la aportación patronal se eleva de 5.15 por ciento a 13.87 por ciento, en tanto que la aportación del Estado modifica su composición “para beneficiar solo a los trabajadores de menores ingresos”.

Respecto al incremento a la aportación patronal, señala el texto que ésta será gradual de 2023 a 2030. En tanto que la “recomposición” de la aportación del Estado entrará en vigor hasta 2023.

También se prevé aumentar el monto de la pensión garantizada que se otorga a los trabajadores que “cumpliendo con los requisitos para gozar de las prestaciones de cesantía y vejez, no tienen los recursos suficientes en su cuenta individual para obtener una pensión mayor a dicho monto”

Para el 2023, se propone una cuota del Estado “diferente para los trabajadores que ganen de 4.01 hasta 7.09 veces la Unidad de Medida y Actualización”.

Con esta reforma, los trabajadores podrán elegir entre contratar un seguro de renta vitalicia o mantener los recursos en una Administradora de Fondos para el Retiro, y con cargo al saldo efectuar retiros programados.

Por otra parte, si bien el tema de las comisiones que cobran las Administradoras de Fondos para el Retiro (AFORES), fue abordado en el dictamen para señalar que estarán sujetas “al promedio aritmético de los cobros en la materia de comisiones en los sistemas de contribución definida en Estados Unidos de América, Colombia y Chile”, entre los diputados, este tema, no está terminado, por lo que insistirán en que las comisiones que se cobran a los trabajadores por administrar sus recursos, se reduzcan significativamente.