*Utilizarán datos biométricos de los usuarios

Con 392 votos a favor, 44 en contra y 9 abstenciones, la Cámara de Diputados aprobó en lo general crear el “Padrón de Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil” como una medida para contrarrestar los diversos delitos que se cometen en contra de los usuarios de teléfonos celulares, principalmente por el crimen organizado, como el robo de identidad, la extorción y el secuestro.

La reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión establece la creación de una base de datos con información de las personas físicas y morales titulares de cada línea telefónica móvil “cuyo único fin es el de colaborar con las autoridades competentes en materia de seguridad y justicia en asuntos relacionados con la comisión de delitos en los términos de las disposiciones jurídicas aplicables”

Con esta medida, corresponderá a los concesionarios de telecomunicaciones recabar, por cada línea de telefonía móvil, la siguiente información:

Número de línea telefónica móvil

Fecha y hora de la activación de la línea telefónica móvil adquirida en la tarjeta SIM

Nombre completo o, en su caso, denominación o razón social del usuario

Nacionalidad

En su caso, número de identificación oficial con fotografía y Clave Única de Registro de Población del titular de la línea

Datos Biométricos del usuario, en su caso del representante legal de la persona moral conforme a las disposiciones administrativas de carácter general que al efecto emita el instituto

Domicilio del usuario

Datos del concesionario de telecomunicaciones o, en su caso, de los autorizados

Esquema de contratación de la línea telefónica móvil, ya sea pospago o prepago

Los avisos que actualicen la información a que se refiere este artículo

El registro en el Padrón “será obligatorio” para el usuario para la activación de la línea telefónica móvil y los concesionarios de telecomunicaciones serán los responsables de recabar y validar la información arriba citada, así como mantener actualizado dicho Registro.

El texto del dictamen señala que la información contenida en el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil “será confidencial y reservada en términos de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública, la Ley General de Protección de Datos Personales en Posesión de Sujetos Obligados y de la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares”.

Pero también señala que “las autoridades de seguridad de protección y administración de justicia”, podrán acceder a dicha información de acuerdo con lo establecido en los artículos 189 y 190 de esta Ley “y demás disposiciones relativas”.

Por otra parte, los titulares o propietarios podrán utilizar cualquier medio para reportar como “robadas o extraviadas” las “líneas de comunicación móvil”.

La reforma aprobada también contempla un apartado sobre sanciones, señalando que los concesionarios de telecomunicaciones, o en su caso los autorizados, podrán ser sancionados hasta con 15 mil UMAS por hacer “uso indebido de las constancias, documentos y demás medios de identificación, relacionados con el registro de un número de línea de telefonía móvil”

Y, en caso de incurrir en uso de la información para obtener un lucro indebido, la sanción será de dos a tres veces “el lucro indebido obtenido”.

Por otra parte, las erogaciones que genere el IFT con motivo de instalar, operar, regular y mantener el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, se realizarán “con cargo a su presupuesto aprobado en el presente ejercicio fiscal y subsecuentes”.

En tanto que los concesionarios de telecomunicaciones, serán responsables de cubrir los costos de “implementación y operación, incluyendo los de conectividad a los servidores del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil”

Los concesionarios, deberán realizar el registro de los nuevos usuarios de telefonía móvil, conforme a lo previsto en el presente Decreto, transcurrido el plazo de seis meses contados a partir de que el instituto emita las disposiciones administrativas de carácter general a que se refiere el presente Decreto”.

Así mismo, los concesionarios contarán con un plazo de dos años para cumplir con las obligaciones de registro a que se refiere el Decreto.

Durante el debate, la diputada de Movimiento Ciudadano se pronunció en contra de este dictamen, porque considera que se vulneran los derechos humanos de los usuarios, además de que violenta la presunción de inocencia, toda vez que, asume que, en caso de robo o extravío se lleve a cabo un ilícito, el responsable es el titular de la línea.

“El registro del número de una línea telefónica móvil en el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil presume, con independencia de lo previsto en las leyes aplicables, la existencia de la misma, su pertenencia a la persona que aparece en aquél como titular o propietaria, así como la validez de los actos jurídicos que se relacionan con el respectivo contrato de prestación de servicios en sus diferentes modalidades y que obran en el Padrón salvo prueba en contrario”.