La Ciudad de México permanece con alerta por COVID-19 del 14 al 20 de diciembre, de acuerdo con la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum. Sin embargo, la mandataria capitalina aseguró que se mantiene la emergencia por alza de casos del nuevo coronavirus, por lo que advirtió que la capital del país está a una semana de saturación hospitalaria.

Además, en su conferencia virtual de hoy evitó decir el color del semáforo en que se encuentra la Ciudad de México, que hasta esta semana se mantiene en semáforo naranja.

«Más allá de las condiciones y todo lo que hace el gobierno, si no hay colaboración ciudadana, difícilmente vamos a poder disminuir los contagios. Alerta por COVID-19, emergencia por COVID-19 en la Ciudad de México. Particularmente la última semana hubo un crecimiento más acelerado que la anterior», dijo.

Mañana se anunciarán nuevas medidas

Claudia Sheinbaum adelantó que sostendrá una reunión con el sector empresarial de la capital, por lo que mañana se anunciarán nuevas medias restrictivas para el Centro Histórico.

«Hoy también queremos anunciar que vamos anunciar algunas medidas adicionales para las zonas donde ha habido alta movilidad, como el Centro Histórico y otras medidas que haremos con el apoyo de distintos empresarios», mencionó.

Desde el 10 de diciembre, el gobierno capitalino comenzó a enviar mensajes SMS a los teléfonos celulares para exhortarlos a evitar salir de casa si no es necesario y a no realizar fiestas ante el repunte de contagios.

En el mensaje, que se envía desde el número 51515, se hace un llamado a que en fechas decembrinas, como los días 24 y 31, las personas no realicen fiestas.

¿Qué es el semáforo naranja con alerta?

Luego del incremento de hospitalizaciones por COVID-19 en la Ciudad de México, las autoridades capitalinas implementaron el semáforo naranja con alerta, pero ¿qué significa esto?

De acuerdo con la secretaria de Salud capitalina, Oliva López, este tipo de alerta se emite con la finalidad de hacer un llamado a la población a reforzar las medidas de prevención y así evitar que continúe el aumento de contagios del nuevo coronavirus, así como de hospitalizaciones. En esta etapa, la población debe evitar hacer reuniones o fiestas, y no ir a lugares que operen de forma «clandestina», ya que podría ocasionar un repunte de COVID-19.

(milenio.com)