La Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur) informó que para las fiestas decembrinas de éste año se espera una derrama económica en el país de 300 mil millones de pesos, lo que significará 40 por ciento menos que lo registrado en 2019, esto a consecuencia de las restricciones sanitarias por el coronavirus.

En un comunicado el presidente del organismo, José Manuel López Campos, indicó que, con esta disminución en las ventas de las celebraciones, las empresas del país cierran un año con saldo negativo a consecuencia de la pandemia del coronavirus que sigue afectando la mayoría del país

«Se reflejará en una disminución de alrededor de 40 por ciento en comparación al 2019 en la derrama económica, incluyendo gastos de viajes que algunas familias acostumbraban realizar, lo que dejará a muchos negocios del sector comercial, servicios y turismo, con mayores dificultades en sus finanzas al cierre de año», aseveró.

Agregó que el pago de aguinaldo que las empresas otorgan a su planta laboral impulsará el consumo interno y favorecerá a los establecimientos comerciales y de servicios en la reactivación económica empujada por El Buen Fin, aunado las venta por las celebraciones decembrinas.

Expuso que la derrama económica del último bimestre del año es un alivio para un 2020 complicado en algunos sectores de la economía del país, donde muchos negocios cerraron y otros más, operan a su mínima capacidad, generando así, pérdidas de empleos en México.

López Campos indicó que en algunas ciudades desde el pasado fin de semana se nota un mayor movimiento en zonas comerciales, pero que las ventas no son comparables al año anterior, porque se adquieren productos y artículos necesarios para uso personal o para el hogar.

«Este diciembre se han restringido las posadas en las empresas, así como en dependencias gubernamentales, situación que impacta a ciertos giros de negocios proveedores, al igual que las tiendas de regalos que se adquirían para entregarse en las fiestas de los centros de trabajo, que en esta ocasión en muchos se suprimieron», destacó.

El dirigente empresarial señaló que, para tratar de desplazar sus inventarios y obtener liquidez, las tiendas están recurriendo a ofertas y promociones para captar mas clientes y elevar con ello sus ventas de diciembre, que es tradicionalmente el mes de mayores ingresos en el año para los comerciantes y prestadores de servicios.

(milenio.com)