Al anunciar que a partir de mañana sábado 19 de diciembre y hasta el próximo 10 de enero de 2021, el Estado de México entrará en semáforo rojo y por lo tanto se cerrarán todas las actividades no esenciales, el gobernador, Alfredo del Mazo, advirtió que es momento de salvar vidas y disminuir los contagios por COVID-19.

Destacó que, en esta época decembrina, la mejor manera de celebrar es cuidando la salud propia y la de los seres queridos, por lo que destacó que se refuerza el sistema de salud estatal y se invita a los mexiquenses a evitar la realización de reuniones y festejos.

“En esta época la mejor forma de celebrar es cuidar la salud de los que más queremos, demostremos nuestro cariño, nuestro afecto, cuidándonos entre todos, es momento de salvar más vidas, es momento de seguir cuidando todos de todos”, enfatizó.

El mandatario mexiquense, recordó que, en el centro del país está creciendo el ritmo de contagios, por lo que lo más importante es privilegiar el cuidado de la salud, por ello, el Estado de México pasa a semáforo epidemiológico rojo, por lo que reiteró se disminuirán las actividades no esenciales para evitar poner en riesgo a la población.

“Vemos con mucha preocupación que las personas hospitalizadas, siguen y siguen aumentando, en el último mes ha crecido 40% el número de pacientes que han requerido atención hospitalaria. Es necesario que tomemos medidas más estrictas que nos permitan cuidar la salud”, puntualizó.

Del Mazo Maza informó que se está reforzando el sistema de salud estatal con la contratación de 580 médicos y enfermeras adicionales a los que ya se habían contratado anteriormente, además se amplía la capacidad de atención en hospitales y centros temporales de hospitalización, y se realizarán 12 mil pruebas diarias para identificar, aislar y atender a personas contagiadas.

El #Edoméx pasa a semáforo rojo. pic.twitter.com/12pSHDt8yO

— Alfredo Del Mazo (@alfredodelmazo) December 18, 2020

En un mensaje a través de redes sociales, el mandatario estatal recordó que, por la colindancia que existe entre la Ciudad de México y la entidad mexiquense, se tomó esta medida de manera conjunta, para que sirvan a ambas entidades, y explicó que solo continuarán abiertos establecimientos que realizan actividades consideradas esenciales, como lo son farmacias, tiendas de autoservicio y locales que vendan artículos de primera necesidad.

“Sé que es una medida difícil pero en estos momentos lo más importante es poder salvar más vidas”, subrayó.

El Gobernador mexiquense expresó lo importante que es atenderse a tiempo y ante cualquier síntoma, dijo, pueden comunicarse al número 911, para que sean dirigidos al hospital con disponibilidad más cercano a su domicilio.

Asimismo, exhortó a los mexiquenses evitar realizar reuniones, posadas, festejos y cualquier actividad que ponga en riesgo la salud.

(24-horas.mx)