Al cierre del periodo ordinario en la Cámara Alta, el saldo por coronavirus SARS-CoV-2 entre los senadores fue de 26 legisladores contagiados y el deceso del morenista Joel Molina Ramírez.

Sin embargo, se desconoce el número exacto de trabajadores que han dado positivo a coronavirus desde que inició la pandemia y hasta el cierre del periodo legislativo el pasado 15 de diciembre, ya que las distintas bancadas son las que han aplicado de manera directa las vacunas a sus senadores y trabajadores, con cargo a su presupuesto.

El miércoles 21 de octubre, unas horas después de haber terminado la maratónica sesión en Xicoténcatl donde se aprobó la extinción de 109 fideicomisos, la panista Guadalupe Saldaña informó que dio positivo a COVID-19, un día después la emecista Verónica Delgadillo dijo que también se contagió y horas después también su compañero de escaño José Alberto Galarza.

Ese fin de semana falleció el senador Molina, quien también asistió a la sesión, y a partir de ahí se prendieron los focos rojos en la Cámara Alta por lo que durante el lunes y el martes siguiente se aplicaron pruebas PCR a los legisladores, dando positivo la priista Claudia Anaya; la panista Josefina Vázquez Mota y el morenista Daniel Gutiérrez Castorena. Durante esos días se practicaron 805 pruebas, de las cuales 22 resultaron positivas.

Hasta esa fecha, el coordinador de Morena, Ricardo Monreal informó que para aplicar esas pruebas se erogaron alrededor de un millón de pesos, pero, después cada bancada se hizo cargo de sus exámenes y costos.

Por ese motivo, se aprobó un acuerdo para que pudieran realizarse sesiones a distancia y en caso de que fueran presenciales, sólo se permitió el acceso a senadores que dieron negativo a su prueba PCR.

Los coordinadores de Morena, el PAN y el PRD en el Senado pidieron a los ciudadanos quedarse en casa en estas fiestas navideñas, no hacer reuniones y extremar las medidas sanitarias para evitar contagios por COVID-19, pues el repunte de casos es marcado ya en la Ciudad de México, el Estado de México y en otras entidades del país.

Ricardo Monreal, coordinador de Morena, insistió en que en este fin de año las y los ciudadanos se abstengan de realizar celebraciones familiares o con amigos, para no aumentar los contagios.

“Les hablo con el corazón a todos: no se confíen, es real este bicho y es real la desgracia y la devastación que ha causado. Cuidémonos, cuidémonos. Por eso, no hay que confiarse y si extremar medidas de cuidado sanitario. No hagan fiestas, reuniones ni nada que pueda afectar el aumento de contagios”, expresó.

El coordinador del PRD, Miguel Ángel Mancera, consideró que es responsabilidad de todas y de todos contribuir a que los contagios por COVID-19 disminuyan.

“Yo creo que todos en el país debemos seguir las indicaciones de las autoridades de Salud, sobre todo, cuidarnos, cuidarnos todos y cada uno de nosotros, cuidar a nuestras familias, en la medida de lo posible evitar salir, en la medida de lo posible hacer lo necesario y recordarlo permanentemente, que no es exageración, el cuidar lavar las manos, estar nosotros cuidando a nuestras familias de manera permanente”, añadió.

Por otra parte, Mauricio Kuri, coordinador del PAN, pidió “aguantar” un poco más, para que al final “sí podamos estar todos juntos, otra vez”.

En su cuenta de Twitter el panista escribió: “En esta época navideña, todos queremos compartir momentos con nuestra familia y amigos. Sin embargo, es de suma importancia que no bajemos la guardia”.

(milenio.com)