Ugur Sahin, presidente ejecutivo de BioNTech dijo este lunes que confiaba en que la vacuna contra COVID-19 desarrollada por su compañía, en conjunto con Pfizer, será eficaz ante la mutación del coronavirus hallado en Reino Unido.

Sahin agregó que la compañía investigaría la mutación en los próximos días, pero que veía el asunto “con cierto grado de moderación”.

Luego del hallazgo de la nueva cepa del virus, países de todo el mundo cerraron sus fronteras con Gran Bretaña debido a los temores sobre esta cepa presumiblemente infecciosa, lo que causaría un caos en los viajes y aumenta la probabilidad de una escasez de alimentos en Reino Unido.

Sahin habló poco después de que la Unión Europea eliminó los obstáculos reglamentarios para la vacuna, desarrollada conjuntamente con Pfizer, que se desplegará después de Navidad.

La nota de calma del ejecutivo sobre la mutación en el Reino Unido se hace eco de las palabras de la Organización Mundial de la Salud, que advirtió contra una gran alarma, diciendo que esto era parte normal de la evolución de una pandemia.

Sahin dijo que aún no había sido inmunizado, que le gustaría serlo, pero que era más importante que sus empleados se vacunen para que puedan seguir haciendo su trabajo.

(milenio.com)