El avión, de la compañía de mensajería alemana DHL, aterrizó este 23 de diciembre con una cantidad de dosis todavía por confirmar en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México a las 9.02 hora local (15.02 GMT).  El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, encargado de la compra de vacunas al exterior, había anunciado en la víspera que el primer cargamento ya había partido desde Bélgica hacia México.

Entre este miércoles y el 31 de enero, está previsto el arribo al país de varios envíos semanales con un total de 1,4 millones de dosis.

Estas dosis se utilizarán en la primera fase de vacunación, que comienza este jueves con la aplicación del fármaco a personal médico en la Ciudad de México y en el norteño estado de Coahuila. «Hoy van a definir la estrategia para empezar a vacunar mañana», anunció el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en su conferencia de prensa matutina previa a la llegada de las dosis.

México, el cuarto país del mundo con más decesos por COVID-19

«El acuerdo, según me informaron, es de que se resguarden las vacunas por las Fuerzas Armadas. Va a haber una vigilancia, no excesiva sino la necesaria, pero sí va a haber una vigilancia», detalló el presidente.

Una vez vacunado el personal médico que atiende a enfermos de COVID-19, el plan de vacunación de México contempla vacunar entre febrero de 2021 y marzo de 2022 al resto del personal sanitario y al resto de la población de forma gradual, de acuerdo con edades y enfermedades crónicas.

Con 1.338.426 contagios y 119.495 fallecidos, México es el cuarto país del mundo en número absoluto de decesos y su capital, la Ciudad de México, se encuentra al borde de la saturación hospitalaria.

México fue uno de los primeros países en autorizar el pasado 11 de noviembre el uso de la vacuna de Pfizer, farmacéutica a la que se ha encargado un total de 34,4 millones de dosis. Además del fármaco de Pfizer, México ha prometido hasta ahora 77,4 millones de dosis de la británica AstraZeneca, 35 millones de la china CanSino y 34,4 millones de la plataforma Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

(dw.com)