Con un total de 18 mil 301 camas, México rebasó el máximo nivel de hospitalización alcanzado en el mes de julio, considerado como el de mayor pico de contagios.

De acuerdo con el doctor, Ruy López Ridaura, director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), la Ciudad de México reportó 85% de ocupación hospitalaria de camas generales para pacientes Covid, seguida del Estado de México con 78% y Baja California con 69% superando el nivel de seguridad estipulado por las autoridades que es de 70%.

Mientras que las camas para pacientes graves que requieren un ventilador, tuvieron en la Ciudad de México una ocupación de 80%, en Baja California 77% y el Estado de México con 64%.

El funcionario de Salud, informó que como parte de la expansión hospitalaria, se envió al Autódromo Hermanos Rodríguez, un hospital móvil y otro más a la ciudad de Tijuana, Baja California, donde se tiene una saturación alarmante de hospitales.

Asimismo, informó que además de los médicos del IMSS que llegan de otros estados a reforzar los equipos Covid, también hay brigadas del INSABI de Campeche y otras entidades federativas que estarán reforzando al personal en la Zona Metropolitana del Valle de México.

En este contexto, el titular de Cenaprece, destacó el caso del estado de Morelos, que determinó pasar a semáforo rojo para prevenir una saturación y comenzar a disminuir sus casos de contagio, uniéndose así a “la necesidad de unirse a una acción homogénea en la megalópolis”.

El subsecretario de Salud, destacó que la vacuna será universal, gratuita y no se obligará a nadie a aplicársela. Además recordó que estas tres mil dosis son las primeras de un total de 33 millones que tienen contratadas con Pfizer, por lo tanto se espera que para el 31 de enero hayan llegado al país un millón 425 mil 630 dosis, con lo cual se terminaría de vacunar a todo el personal de salud y empezaría la vacunación a la población.

(24-horas.mx)