El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que las dosis del laboratorio chino CanSino facilitarán en gran medida la vacunación de los adultos mayores y posteriormente a la población general al ser de una sola aplicación.

“Sí se nos va a facilitar el que (la vacuna de CanSino) sea una dosis cuando se trate de población en general y los adultos mayores, por el traslado de la vacuna y la aplicación”, explicó.

Por lo que las primeras dosis de la vacuna de Pfizer que llegaron al país se destinarán para vacunar al personal médico, pues al ser una población no mayor a 750 mil trabajadores se facilita la logística para aplicar una segunda dosis necesaria.

“Por ejemplo, la vacuna de Pfizer son dos aplicaciones, entonces estamos pensando dedicarla al personal médico porque es relativamente más fácil de aplicarla en mil hospitales que están en ubicaciones accesibles”, declaró.

En La Mañanera desde Palacio Nacional, destacó que entre las bondades de la vacuna de CanSino se encuentra que no necesita de ultrarefrigeración, lo cual permitirá el acceso del personal médico en lugares poco accesibles donde viven personas mayores.

Detalló que para vacunar universalmente a los adultos mayores se necesita llegar a 300 mil localidades en el país, donde la mayoría cuenta con poblaciones menores a las 300 personas, “tenemos que ir ahí y no vamos a poder seguir vacunando mientras no vacunemos a todos los ancianos”.

El Presidente puso el ejemplo de los habitantes de Batopilas, Chihuahua, donde solo se puede acceder mediante avioneta, helicóptero o en un viaje en carretera que dura de ocho a 10 horas y en donde aplicar una sola dosis de la vacuna resulta lo más eficiente.

(milenio.com)