La empresa BioNTech, de origen alemán, quien junto con Pfizer realizaran la primer vacuna para el COVID-19 certificada por la OMS, informó que aumentará la producción de las mismas para poder cubrir con las necesidades de los países de la Unión Europea ya que por el momento hay escasez de vacunas inmunizar a toda la población.

En una entrevista, el CEO de BioNTech, dijo que la escasez se debe en parte a la política de compras de la Unión Europea ya que el proceso ha sido muy lento a comparación con otras partes del mundo ya que, según informa: “en una negociación en la que se requiere un anuncio claro eso es algo que puede costar tiempo”.

También explicó que se tenía la idea de que habrían otras empresas que llevarían vacunas por lo que existía la impresión de que habría suficiente y que las cosas no serían graves, agregó.

Según Ózlem Türeci, directora médica de BioNTech, “el aumento de la producción no es fácil ya que “no es que haya en todo el mundo fábricas especializadas que puedan producir de la noche a la mañana con la calidad necesaria”.

(24-horas.mx)