El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ofreció este lunes (04.01.2021), durante su habitual rueda de prensa matutina, asilo político al fundador de WikiLeaks, Julian Assange (49 años), luego de que un tribunal británico fallara en contra de la extradición del periodista a Estados Unido, país donde es acusado de espionaje e intrusión informática.

«Voy a pedirle al secretario de Relaciones Exteriores que haga los trámites correspondientes para que se solicite al Gobierno de Reino Unido la posibilidad de que el señor Assange quede en libertad y que México le ofrece asilo político», anunció el mandatario, quien sostuvo que su país ofrece protección, pero con «la responsabilidad de cuidar que el que recibe el asilo no intervenga ni interfiera en asuntos políticos de ningún país».

«Celebro primero que en Inglaterra se haya dado protección al señor Assange, que no se haya autorizado la extradición a Estados Unidos, creo que es un triunfo de la Justicia, celebro el que en Inglaterra se actúe de esa forma porque Assange es un periodista y merece una oportunidad», opinó López Obrador.

EE.UU. seguirá adelante

Pocas horas antes de la oferta de AMLO, un tribunal de Reino Unido había negado la extradición a Estados Unidos de Assange. La Fiscalía británica, en representación de Washington, indicó que recurrirá, dentro del plazo previsto de catorce días, el fallo emitido por la jueza Vanessa Baraitser, que denegó la extradición al considerar que Assange presenta riesgo de suicidio.

El informático, que lleva más de una década encerrado en territorio británico y 20 meses recluido en una cárcel, tras ser detenido en la embajada de Ecuador, siguió la vista desde el banquillo de los acusados y se secó la frente al oír el dictamen de Baraitser, mientras que su pareja y madre de dos de sus hijos, Stella Moris, rompió a llorar.

En tanto, el Departamento de Justicia estadounidense se manifestó «extremadamente decepcionado» por la decisión, pero advirtió que seguirá «buscando la extradición del señor Assange a Estados Unidos”. Este país aspira a procesarlo por 17 delitos al amparo de su ley de espionaje y uno por la ley de fraude y abuso informático, sobre todo por la difusión en 2010 y 2011 (aunque ahora ampliado al periodo de 2007 a 2015) de registros militares y otros documentos confidenciales.

(dw.com)