Bajo esa enmienda, si el vicepresidente y la mayoría de los secretarios del Gabinete concluyen que el presidente es «incapaz de cumplir con los poderes y deberes de su cargo», pueden formularlo por escrito ante los líderes del Congreso.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, ha instado a invocar la 25ª enmienda a la Constitución de Estados Unidos para destituir al presidente Donald Trump. La iniciativa de apartar a Trump de su cargo inmediatamente surgió después del violento asalto de este miércoles al Capitolio en Washington D. C. protagonizado por los partidarios del mandatario saliente.

La destitución es posible bajo la sección 4 de dicha enmienda, y para aplicarla, el vicepresidente y la mayoría de los secretarios del Gabinete deben concluir que Trump es «incapaz de cumplir con los poderes y deberes de su cargo». Una vez que lo hagan y formulen por escrito ante los líderes del Congreso, las funciones presidenciales se delegan automáticamente en el vicepresidente, Mike Pence, hasta la toma de posesión del presidente electo.

Si el presidente objeta esta decisión, será el Congreso del que dependerá la destitución. Hacen falta dos tercios de los votos tanto de la Cámara de Representantes como del Senado para que el vicepresidente se quede con las funciones presidenciales.

La sección 4 de la 25ª enmienda nunca ha sido invocada en la historia de EE.UU. Previamente, su aplicación se consideró durante la presidencia de Ronald Reagan, que recibió un disparo en 1981 y tenía que ser operado con urgencia y más tarde, en 1987, afrontó acusaciones de parecer vago y no hacer su trabajo.

(actualidad.rt.com)