El Canciller pide a Estados Unidos garantizar vacuna contra el virus a migrantes; no hacerlo violaría T-MEC, advierte

La Federación invocará al Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) para garantizar la vacunación antiCOVID a todos los trabajadores migrantes mexicanos en el vecino país del norte, y si no se cumple emprenderá acciones legales y firmes, ya que éste debe de garantizar la aplicación.

Frente a las preocupaciones de que ese sector migrante sea marginado de la dosis contra el coronavirus, el canciller Marcelo Ebrard explicó que en el acuerdo comercial se establecen disposiciones que salvaguardan las condiciones laborales de los trabajadores, sean o no originarios del país.

“¿Es un derecho laboral la vacuna? No, pero sí es un derecho establecido que el trabajador no debe estar expuesto al contagio. Aplicar la vacuna es una responsabilidad de cada uno de los países”, sostuvo durante la conferencia matutina en Palacio Nacional.

Dijo que el capítulo 23 del T-MEC contiene dos disposiciones que México invocará para garantizar la vacunación de migrantes mexicanos en Estados Unidos:

Artículo 23.8, en el que se reconoce la vulnerabilidad de trabajadores migrantes con respecto a las regulaciones laborales, e indica que éstos deben ser protegidos conforme a los derechos laborales, independientemente de que sean nacionales o no del país de origen.

Artículo 23.3, que señala que cada parte asegurará que los trabajadores estén protegidos sean o no originarios del país donde laboran.

Ebrard Casaubon refirió que así como sindicatos de EU han advertido que a partir del 21 de enero estarán pendientes del cumplimiento de la legislación laboral en México, el gobierno mexicano vigilará y, en su caso, emprenderá acciones en el marco del tratado.

“Es una responsabilidad de cada uno de los dos países garantizar que todos los trabajadores, independientemente de su condición migratoria, reciban la vacuna, por consiguiente, cualquier exclusión es una violación al T-MEC, del apartado de derechos laborales”, afirmó.

En días pasados el gobernador de Nebraska, Estados Unidos, Pete Ricketts, excluyó a migrantes indocumentados del plan de vacunación contra COVID-19, pese a ser indispensables para el sector laboral de ese estado.

(razon.com.mx)