Especialistas en España desarrollaron un cubrebocas que cuenta con filtros que podrían desactivar varios tipos de Coronavirus en dos horas y con una efectividad de casi el 100%, lo que brindaría una protección contra el COVID-19.

La empresa Bioinicia junto con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España y la firma Palens diseñaron el producto que tiene un costo comercial de 60 euros, equivalente a mil 500 pesos mexicanos, por 25 cubrebocas.

La mascarilla se comercializa a través de la marca Proveil, sitio web de la empresa Bioinicia. Asimismo, sostienen que cuenta con la certificación de varias normas sanitarias, entre ellas las de la Unión Europea contra el COVID-19.

Dentro de sus características se destaca la utilización de tecnología de nanofibras, las cuales tienen una filtración de aire mecánica y no electrostática, esto hace que presenten un modelo con un poro muy inferior que el de los filtros convencionales de polipropileno meltblown.

“Permite que el aire, con tamaño aproximado de 4 nanómetros, pueda pasar, a la vez que filtra aerosoles virales, bacterias y partículas en suspensión. Es conocido que el tamaño de los Coronavirus varía entre 80 y 160 nanómetro”, dice parte de la descripción del producto.

La firma asegura que, según las pruebas, la efectividad de este producto alcanza el 96.41% después de dos horas de uso, en cepas como el Coronavirus felino.

Para mutaciones como “Staphylococcus aureus y Escherichia coli, se midieron inactivaciones del 99.42% y del 99.04%, respectivamente, después de una hora de contacto con el filtro Proveil. La inactivación pasó a ser de más de un 99,9% para ambas cepas después de 3 horas de contacto con el filtro”.

Además, el diseño promete un ajuste facial y, aunque no esté certificado oficialmente en su proceso de reutilización, los estudios de estos especialistas establecen que tras ser desinfectado el cubrebocas con alcohol al 70%, su eficacia y funcionamiento no varía más allá del 2%.

(24-horas.mx)