Más de cien turistas rumanos continúan retenidos en la terminal uno del Aeropuerto Internacional de Cancún, luego de que el Instituto Nacional de Migración (INM) negará la entrada a los visitantes procedentes de un vuelo de Alemania desde el pasado 30 enero.

Tras cuatro días retenidos en una zona de espera de la terminal 1 del Aeropuerto de Cancún, autoridades de migración confirmaron a MILENIO que 102 ciudadanos rumanos ya fueron repatriados a su país, mientras que 114 aún continúan a la espera de regresar a Rumania en un vuelo internacional.

Aunque no hay una versión oficial de las autoridades mexicanas, los visitantes denunciaron en redes sociales que los agentes de migración les negaron el acceso a los viajeros por “cuestiones de seguridad y alertas de viaje”.

También, representantes de la Embajada Rumana en México precisaron por llamada telefónica que “en estos momentos se encuentra en la ciudad de Cancún Ionuț Vâlcu, el encargado de negocios de la embajada rumana en México para brindar el apoyo a sus connacionales”.

El canciller de relaciones exteriores, Bogdan Aurescu, expresó su preocupación a medios nacionales rumanos, considerando que “las decisiones de retorno no se han explicado con suficiente claridad, ni se han comunicado a cada ciudadano rumano involucrado ni a las autoridades”.

(milenio.com)