La Secretaría de Salud firmará un contrato diferente con el gobierno ruso para adquirir la vacuna Sputnik V debido a que “hicieron una serie de enmiendas” y por ello aún no se ha concretado la adquisición de las 24 millones de dosis, ni tampoco efectuado el pago de adelanto del biológico.

“Aún no hemos pagado nada. Aún no estamos, propiamente sujetos, a la obligación de pago pero estamos deseosos de que nos manden ya la factura para hacer el anticipo que corresponde de acuerdo con el contrato“, aclaró Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

Luego de que ayer la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) otorgara el registro de uso de emergencia de la vacuna Sputnik V contra covid-19, desarrollada por el Centro de Investigación en Epidemiología y Microbiología Gamaleya, el funcionario explicó que se envió un nuevo contrato rumbo a Rusia.

Sobre las dudas de la composición de la vacuna con adenovirus, abundó, se trata de virus comunes, en este caso modificado, y que proviene de la familia de los virus respiratorios.

“La inquietud que han formulado algunas personas es que por la frecuencia alta de estos virus podría ser que inhiba el efecto de la vacuna, lo cual es científicamente razonable», dijo.

“Es interesante porque las vacunas que utilizan un solo adenovirus podrían ser las más susceptibles, ¿por qué razón?, por que se pone la vacuna y si la persona ya tiene anticuerpos, ya tiene adenovirus, (como se conoce a los que causan infección respiratoria leve, un síndrome catarral) puede ser que se inhiba el transporte de las moléculas SARS-CoV-2 y ya no se logre toda la potencia del efecto”, agregó.

La vacuna desarrollada por CanSino tiene adenovirus 26 y la vacuna Sputnik V tiene 5 y 26, cuya eficacia está demostrada científicamente en el informe del ensayo clínico fase 3 en The Lancet.

“La vacuna Sputnik V aplicará en la primera dosis adenovirus 26 y en la segunda dosis adenovirus 5, por lo que es menos probable que la población tenga anticuerpos de ambos adenovirus”, aseveró.

El funcionario federal también refirió que en el caso de diversas vacunas, no solamente la rusa, es recomendable que las personas no tomen días previos y posteriores a recibir la primera dosis.

“Se recomienda que el organismo esté en óptimas condiciones, que esté hidratada la persona, deseablemente descansada y no tenga síntomas, es decir, fiebre, dolor, inflamación para que el organismo esté estable a la hora de recibir la vacuna“, aseveró.

En conferencia de prensa, López-Gatell también aclaró que el Comité Técnico Asesor de Vacunación determinó que la vacuna podría aplicarse no a los 21 días sino a los 28 y, en casos extraordinarios, extenderse a los 35.

La OMS estableció que se puede aplicar la vacuna hasta el día 42 la la segunda dosis. “No interfiere en que la vacuna alcance su máxima eficacia”, abundó.

El subsecretario López-Gatell también informó que aún no se conoce la fecha de la llegada de la vacuna rusa a México; sin embargo, ya definieron qué empresa de paquetería se encargará del traslado, pues consideró que es la medida más eficiente.

«La contrataremos como se contrata a cualquier otro servicio privado, pero ya decidimos que es lo más eficiente; la fecha específica la estaremos platicando con el Fondo Ruso de Inversión Directa, una vez que quede completamente firmado el contrato», declaró.

(milenio.com)