El gobierno de Francia quiere establecer en 15 años la edad para el consentimiento sexual y facilitar el castigo de abuso sexual infantil, en medio de una creciente presión pública y una ola de testimonios sobre violencia sexual por parte de los padres y figuras de autoridad.

«Un acto de penetración sexual por parte de un adulto a un menor de 15 años se considerará una violación. Los perpetradores ya no podían citar el consentimiento para atenuar los cargos, aunque habrá excepciones para los adolescentes que tienen relaciones sexuales consensuadas» dijo el martes el ministro de Justicia, Eric Dupond-Moretti.

El anuncio es un paso importante para la protección hacia los niños y víctimas de violencia sexual, tras años de esfuerzos, el cambio aún debe congregarse en la ley.

Activistas de protección infantil y víctimas celebraron el anuncio del miércoles, pero dicen que el país debe hacer más como sociedad para detener estos abusos.

La falta de una edad de consentimiento sexual en Francia, junto con los estatutos de prescripción, ha complicado los esfuerzos para enjuiciar a presuntos abusadores.

«Este trato hacia los menores es intolerable en tanto el gobierno está decidido a actuar rápidamente para implementar los cambios que nuestra sociedad espera» dijo el Ministerio de Justicia

Un esfuerzo por establecer la primera edad de consentimiento de Francia hace tres años a raíz del movimiento global #MeToo fracasó en medio de complicaciones legales, pero ha ganado un nuevo impulso desde que el mes pasado surgieron acusaciones de abuso sexual incestuoso que involucró a un destacado experto político francés, Olivier Duhamel.

Tras las acusaciones al político francés se desató el movimiento en redes sociales #MeTooInceste en Francia que dio lugar a decenas de miles de testimonios similares.

El Ministerio de Justicia está en conversaciones con grupos de víctimas sobre endurecer el castigo al abuso incestuoso y extender o abolir el estatuto de limitaciones a la violencia sexual contra menores de edad, porque crea un trauma tan profundo que las víctimas pueden tardar décadas en hablar.

Actualmente, la ley permite que las víctimas de abuso infantil presenten denuncias hasta los 48 años.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, una de cada cinco mujeres y uno de cada 13 hombres han denunciado abusos sexuales siendo menores de edad.

(milenio.com)