El presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de la Ciudad de México, Víctor Hugo Lobo alertó que, como consecuencia de las muertes por COVID-19, en la capital del país se puede generar un “caos testamentario”, ya que sólo 1 de cada 20 personas prepara su documento, lo cual provoca un grave problema legal para miles de familias y un fenómeno jurídico para la ciudad.

Ante ello, propuso a las autoridades capitalinas, a través de la Dirección General de Regularización Territorial, se coordine con los titulares de las 16 alcaldías con el propósito de impulsar un programa emergente de regularización testamentaria a distancia, ofrecer asesoría jurídica y fomentar la elaboración de los documentos.

“Para evitar problemas legales a nuestros seres queridos es necesario que todos quienes dispongan de un patrimonio, sin importar cuántas pertenencias, propiedades u objetos posean, elaboren su testamento, para ello contarían con la asesoría legal a distancia”, expresó.

Añadió que este problema se agudizó en los últimos meses debido a la elevada cantidad de muertes por COVID, en su mayoría, sin realizar un testamento, lo cual provoca un problema inmobiliario, inhibiendo los procesos de compra- venta.

Asimismo, dijo que coloca en estado de indefinición jurídica a miles de familias y fomenta la invasión de viviendas por parte de mafias organizadas que saben de la imposibilidad de los legítimos dueños para acreditar la propiedad.

Indicó que la pandemia del COVID-19, además de causar la muerte de más de 25 mil capitalinos, el cierre definitivo de miles de pequeñas y medianas empresas, y un desempleo masivo, también será la causa de miles de litigios de intestados.

Finalmente recordó que el testamento es un documento que contiene la declaración voluntaria de una persona expresando lo que quiere que se haga con sus bienes después de su fallecimiento.

(milenio.com)