A través de una carta difundida en redes sociales, Florian Tudor El Tiburón negó ser el líder de la mafia rumana dedicada a clonar tarjetas bancarias y acusó a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de armar un montaje en su contra y aseguró que no tiene nexos con ningún político.

En su carta, hace referencia la información revelada por MILENIO sobre la red de políticos y funcionarios públicos que dieron protección y colaboraron con la mafia rumana que opera desde Quintana Roo, de acuerdo con los reportes de las áreas de inteligencia del gabinete de seguridad federal y el FBI.

Sobre el diputado del Partido Verde, José de la Peña Ruiz Chávez, quien fue destituido de la dirigencia estatal luego de la UIF bloqueó sus cuentas bancarias al comprobarse presuntos nexos con esta banda delictiva, Florian Tudor sostuvo que no lo conoce e incluso salió a su defensa.

“Yo no lo conozco, jamás lo he visto en mi vida, ni he hecho ningún negocio con él, sin embargo, se dice que la aparición de su nombre en la lista de la UIF fue premeditada para quitarle poder en el Partido Verde, por haber rechazado como diputado del Congreso de Quintana Roo un préstamo del gobierno del estado por 800 millones de pesos y por ser el principal opositor a las acciones del gobierno estatal y como se le ha negado el crédito Juan de la Luz le ha fabricado todo esto”.

Agregó que en caso de René Bejarano “nunca lo he visto, no lo conozco y por lo tanto no tengo ningún negocio con él” y en cuanto al empresario Ricardo vega Serrador “tampoco lo conozco y a muchos de esa lista de la UIF donde se afirma se congelaron sus cuentas”.

Y agregó que otros funcionarios de Puerto Morelos con los que se le quiere vincular, también porque “buscan afectar la alianza Morena-PVEM” al tratarse de un año electoral.

Florian Tudor también acusó a la UIF y a su titular Santiago Nieto de armar un montaje con el congelamiento de cuentas de personas y empresas presuntamente vinculadas a la mafia rumana, pues acusó que incluso hay personas muertas en las listas.

Primero, el ciudadano de nacionalidad rumana señaló que él no aparece en la lista de personas bloqueadas que se filtró a los medios de comunicación, y asegura que incluso, la UIF lo exoneró formalmente.

“Tengo en mi poder el documento donde la propia UIF me exonera de uso de recursos de procedencia ilícita o ‘lavado de dinero’, en la que sostiene que tras consulta efectuada en la base de datos no existe registro de que sus cuentas se encuentren incluidas en la lista personas bloqueadas.

“Santiago Nieto se ha referido a una ‘mafia rumana’ en la que se involucra a mi persona, Florian Tudor, empresario de origen rumano radicado en México desde hace más de 10 años. Invito al titular de la UIF que me acuse de manera personal si tiene las pruebas en mi contra que las haga públicas”.

Dijo que son acusaciones muy graves que nunca le han podido probar y criticó que la lista de bloqueos que ordenó la UIF hay “personas muertas, narcotraficantes detenidos que no pueden tener cuentas bancarias y empresas desaparecidas, nombres incorrectos, personas sin cuentas bancarias y cuentas bloqueadas desde hace tres o cuatro años”.

Indicó que “si tratan de intimidarse se equivocan porque no voy a ocultarme”, pues sostuvo que tiene “todas las pruebas para desenmascarar a quienes me han hecho daño, difamado y destruido mi patrimonio”.

Agregó que a su abogado, Eddy Pérez Escobar, le congelaron sus cuentas bancarias cuando es “un abogado joven, humilde y recto”. Y reiteró las denuncias que ha presentado ante diversas autoridades tras los cateos a sus domicilios en 2019.

“Durante los cateos ilegales perpetrados a mis propiedades y que fueron anulados por un juez de control federal policías ministeriales y fiscales robaron con total impunidad, cajas fuertes computadoras, dinero en efectivo, tarjetas bancarias, joyas, relojes finos, obras de arte, pantallas de TV, perros de raza, caballos finos y maquinaria pesada, entre otros objetos, un saqueo millonario que los propios peritos de la FGR calcularon en 67 millones de pesos y daños y perjuicios por más de 500 millones de pesos”.

Florian Tudor conocido como El Tiburón y a quienes autoridades mexicanas y estadunidenses señalan como el líder de la mafia rumana encargada de clonar tarjetas bancarias, hackear cajeros automáticos, tráfico de personas con fines de explotación sexual y extorsión a comerciantes, mencionó que está disponible para las autoridades y advirtió que se defenderá de «las calumnias que siguen perpetrando» en su contra.

(milenio.com)