La Comisión Federal de Electricidad (CFE) informó que el apagón en el norte del país no se debió a problemas de la compañía, sino a un problema meteorológico y de crecimiento en la demanda eléctrica en Estados Unidos por un vórtice polar.

«No es un problema que se deba a la CFE si no una situación en Estados Unidos, pero por la interconexión de México con EU, que es muy fuerte de gas natural, y las líneas de transmisión, es lo que ha provocado que haya apagones en la zona norte del país», dijo en conferencia de prensa Miguel Santiago Reyes Hernández, director general de CFEnergía y CFE Internacional.

La eléctrica nacional dijo en conferencia de prensa que en total quedó fuera 40 por ciento de la generación en la zona afectada por parte de gas, y el otro 60 por ciento correspondió a los privados.

Sin embargo, el mayor desbalance ocurrió en la región del noroeste del país, donde fue mayor en los privados, ya que quedaron fuera 80 por cientos de sus plantas de ciclo combinado contra el 20 por ciento de las de la comisión.

El director de CFEenergía y CFE Internacional, Miguel Reyes dijo que pidió, a través de las empresas de generación al Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), emitir estado de alerta operativa, porque no es un problema que se deriva de la empresas productiva de Estados Unidos, sino del suministro de gas en Estados Unidos.

“Es falso que CFE sea responsable de todo el suministro del país; hoy tiene el 50 por ciento de la generación (el otro 50 por ciento son privados). Además, el Cenace está a cargo de subir la energía a la red, no CFE”, añadió Miguel Reyes.

Con las restricciones de abasto de gas natural de Texas a México, entre el día de hoy y mañana se esperan las más graves afectaciones, por lo que la comisión dijo que se prevén apagones controlados y se tendrá que despachar estaciones más contaminantes.

Por su parte el director de CFE Distribución, Guillermo Nevarez, dijo la CFE se dio a la tarea de restablecer el servicio eléctrico a través de las líneas de transmisión. “Al momento están arrancando plantas con otro tipo de carbón. Prácticamente en el tiempo de la falla hemos restablecido más del 55 por ciento del suministro”, aseguró.

Guillermo Nevarez detalló que en total se perdieron 5 mil 323 megavatios, de los que 3 mil 339 megavatios correspondieron a privados y mil 984 por parte de CFE derivados de esta condición.

Agrego que con toda la generación de privados que salió de funcionamiento desde la noche del domingo y la mayor parte en la madrugada del lunes, se comenzó a transmitir energía de las generaciones hidroeléctrica y termoeléctrica.

“La generación hidroeléctrica en el sureste, soportó el sistema, tenemos lo suficiente para seguirlo soportando”, añadió. Mientras que Miguel Reyes dijo que se buscará inyectar gas natural licuado en los puertos de Altamira y Manzanillo y en los próximos días llegarán tres buques con el combustible.

Adicional a esto la CFE informó que con el crecimiento de la demanda en Estados Unidos por las bajas temperaturas y la salida de fuentes renovables de generación, los precios de gas natural se dispararon de 3 dólares a 200 por millón de BTU.

Miguel Reyes estimó en 20 mil millones de pesos lo que se pagará de más en estos cuatro días por el gas más caro, pero comentó que no se verá afectada la tarifa ya que será prorrateado en 12 meses.

El apagón en varios estados del norte del país obedece a que Texas, principal proveedor de México, tiene problemas para suministrar gas natural a nuestro país, debido a las tormentas invernales y el frío extremo en Estados Unidos.

“Debido a las graves heladas en amplias zonas de EU se presentaron afectaciones en la infraestructura y actividades de producción, procesamiento, transporte y distribución de gas natural en ese país. Hubo un congelamiento de muchos de los ductos e incluso en los yacimientos, la mitad de la producción de los pozos y de los yacimientos en EU quedaron prácticamente inutilizados”, explicó Miguel Santiago Reyes Hernández, director General de CFE Energía y CFE Internacional.

Por el mismo clima, el uso de la calefacción hizo que la demanda de energía eléctrica en ese país, y en consecuencia el de gas natural, incrementara 20 por ciento en menos de cuatro días, “lo que equivale a todo el consumo de México”. Además, la generación de electricidad por fuentes renovables también disminuyó.

“Hubo una caída de 30 por ciento en la generación de renovables, fundamentalmente eólicas, porque por las bajas temperaturas terminan congeladas las hélices (de los aerogeneradores). Sin embargo, la generación de electricidad en Estados Unidos no depende tanto del gas natural como México; EU tiene alrededor de 38 y 40 por ciento de generación con gas, México entre 56 y 60 por ciento”, explicó Miguel Santiago Reyes Hernández, director General de CFE Energía y CFE Internacional.

El aumento en la demanda del hidrocarburo también provocó un aumento en el precio del gas natural. Los precios pasaron de entre 2 y 4 dólares por MBTU hasta 600 dólares por MBTU. En el caso de México, Reyes Hernández explicó que se está comprando el gas entre 180 y 200 dólares por MBTU.

(milenio.com)