La titular de la Secretaría de Energía (Sener), Rocio Nahle, dijo respecto a los resultados de la auditoría al proyecto de Dos Bocas realizado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) que hubo premura e ignorancia.

«No entendemos por qué se apresuraron a dar un reporte sin tomar en cuenta la solventación, nosotros entregamos todo lo que nos fue solicitado; los documentos y bitácoras, estuvieron auditores en el sitio y se hicieron los recorridos con ellos», comentó en entrevista radiofónica.

La secretaria además escribió en su cuenta de Twitter que la ASF tienen grandes errores en su análisis, comenzando por los trabajos en la preparación del sitio, en los que al final el costo fue menor al contratado logrando un ahorro.

«En el tema yo no sé quién emitió esto, si lo hicieron contadores, especialista en construcción y no están acostumbrados a hacer estas auditorías en tierra», dijo en la entrevista y añadió que le pidió a la ASF desde hace un año hacer un acompañamiento en la obra para darle mayor transparencia

«Yo busqué al auditor hace un año para que la ASF acompañara en las obras y en la cual se firmó un acuerdo para darle transparencia a la obra y se dieran las mejores condiciones en la ejecución», dijo Nahle.

La secretaria dijo que enviará más tarde información sobre cada punto en particular Y recalcó que las observaciones fueron solventadas en su momento y no existió ninguna duda del auditor por lo cual el informe tiene muchas fallas.

«Existen las bitácoras y el contrato que se tenía que era de 5 mil millones de pesos que salió ligeramente más bajo, a final de cuentas tenemos un ligero ahorro. Hay cosas que no entendemos y que se hicieron sin tomar en cuenta la solventación».

Por ejemplo, se habla de que se hicieron dos pagos por estudio de mecánica de suelo, pero explicó que si se hicieron dos, uno inicial qué es con el desmonte y despalme y unos posterior a los cuatro o cinco meses porque vuelve a surgir materia vegetal.

(milenio.com)